Silvia y Javi en nuestro estudio.

Casi no recordaba la última sesión que les hice. Hay una etapa en la que cambian de niños a adolescentes en un abrir y cerrar de ojos (o eso es lo que me parece a mí – será que me estoy haciendo mayor) La verdad es que estos reportajes en el estudio no me cansan. Por muy comercial que sea el retrato siempre dá mucha satisfacción resaltar la personalidad de cada modelo,  y cuando te encuentras con estos rasgos tan personales disfrutas más si cabe. Tuve que parar cuando estaba cogiéndole el gustillo, me he quedado con ganas pero sé que volveré a tenerlos delante de mi cámara. Os dejo unas imágenes para que entendáis lo que os digo. Silvia y Javi, sois estupendos y felicidades a vuestros papis que os han “hecho” tan bien.

 

Tu dirección de correo nunca será publicada ó compartida. Los campos requeridos están marcados. *

*

*